MENU CLOSE

Editorial

La identidad importa. Tal como el filósofo romano Séneca dijo, si uno no sabe a qué puerto se dirige, ningún viento es favorable. Nuestras vidas, nuestro trabajo, nuestras actitudes están moldeadas no solamente en como nos presentamos a los demás, sino también en como nos percibimos a nosotros mismos. Y cuando el clima es tormentoso, saber quién eres y a dónde vas importa más que nunca.

Nosotros vemos a ASI como la autoridad mundial para la Sommellerie y los sommeliers. Sin embargo, la parte más visible de la identidad de ASI – nuestros concursos – estará ausente en 2020, debido a que el CoVid nos ha orillado a posponer la competición de este año hasta marzo. Pero incluso las más obscuras nubes tienen contornos plateados, y en esta crisis también presenta un momento para reflexionar y preguntarnos a nosotros mismos una pregunta muy interesante: ¿Qué es ASI en su núcleo?

ASI es mucho más que sólo sus concursos. ASI es una comunidad global con un sueño compartido. Una familia tan diversa que reúne a hombres y mujeres de más de sesenta países, personas que tienen los trasfondos más heterogéneos, y aún así están dispuestos a hacer lo que un sommelier hace mejor: servir a colegas, clientes, empleadores, productores y ultimadamente, ideales. Un concepto tan fuerte que sigue creciendo, llevando los límites de la Sommellerie a cada rincón del mundo: países como Kazajistán, Nueva Zelanda, Paraguay, Filipinas y Tailandia están ahora preparándose para convertirse en miembros completos de ASI, y otros más están también en dicho proceso.

Este espíritu cosmopolita e inclusivo está siendo reforzado a través de cambios fundamentales en cómo y a dónde llevamos nuestras reuniones: Nuestras reuniones anuales son ahora verdaderas celebraciones de la Sommellerie, celebradas en diferentes países cada año y con programas que van más allá de las formalidades de una Asamblea General. Ahora incluyen eventos educativos y de relaciones profesionales para sommeliers locales, prensa especializada, delegados de ASI y socios, generando oportunidades fantásticas de comunicación y multiplicando el alcance de ASI para beneficiar tanto al país anfitrión como a la ASI misma. Dichas reuniones dan más oportunidad para que los países anfitriones muestren sus regiones y productos que probablemente no hubieran tenido el mismo nivel de exposición. Desafortunadamente, uno de los más prometedores logros de estos esfuerzos – la reunión que teníamos programada en Ningxia este año – ha tenido que ser suspendida debido a la pandemia, pero nuestras reuniones recientes son buenos ejemplos de esto, y otros elementos continúan brotando.

Al unir esfuerzos detrás de los elementos nucleares de educación, relaciones e inclusividad para los sommeliers de todo el mundo, estamos reforzando nuestra identidad: Estamos construyendo una ASI que está unida en su diversidad, que amplifica nuestras voces y que toma a la Sommellerie al siguiente nivel. Estamos aquí para hacer del mundo un lugar más feliz una copa a la vez, para promover la industria y para mejorar las vidas de todos los sommeliers en el proceso. ¡Eso es algo con lo que yo creo que todos nos podemos identificar!

Santé!

English Français Español